Cómo evitar la irritación tras la depilación

¿Cómo evitar la irritación tras la depilación?

Si bien cada quien es libre de decidir depilarse o no hacerlo, muchas personas que lo hacen con frecuencia experimentan irritación los días siguientes, lo cual resulta bastante incómodo y molesto.

La clave está en el método de depilación que utilizas, no olvides que puedes cambiarlo según tu experiencia, a fines de que uses el que mejor se adapte a ti, siendo el más común las afeitadoras o cuchillas, luego la cera, depiladoras eléctricas y finalmente el láser.

No obstante este último método no sólo es el más costoso, sino que también es más efectivo, los resultados son prolongados e incluso permanentes, así que la irritación no representa precisamente un problema. Por ello nos enfocaremos en ofrecer consejos para aquellos que se depilan con cuchillas o con cera.

Consejos

  • Exfolia la piel antes de depilar: esto te ayudará a eliminar las células muertas y obtener una mejor remoción del vello, recuerda elegir el exfoliante según tu tipo de piel e incluso puedes optar por uno natural.
  • Prepara tu piel: si es depilación con cera lo ideal es que lo hagas con la piel seca y apliques talco en el área, y si lo haces con cuchilla puedes hacerlo con la piel húmeda y aplicar espuma de afeitar, o bien afeitadoras con barras de gel integradas.
  • Cambia las cuchillas con frecuencia, al tener cuchillas con poco filo las pasas en exceso por la misma zona, generando mayor irritación.
  • Después de la depilación puedes aplicar compresas frías, agua de avena o aloe vera para calmar la irritación, lo que también ayuda a cerrar los poros.
  • En el caso de usar cera caliente, controla con cuidado la temperatura, pues los excesos pueden lastimar la piel.

Al concluir la depilación recuerda no utilizar prendas ajustadas, ya que estas favorecen el roce y la irritación. Del mismo modo, acude al médico si la irritación aumenta, se prolonga excesivamente o causa síntomas como fiebre.