piedra Kueka

Hechos curiosos que honraron la naturaleza en el año 2020

Se han presentado varios hechos curiosos en el año 2020 que honran la naturaleza, que la agitación de los acontecimientos relacionados con el COVIT-19 no ha permitido que se digieran en su digna magnitud.

Uno de estos acontecimientos fue la reaparición de la tortuga gigante de 20kg y caparazón de más de medio metro. Un hallazgo que se produjo en febrero en las islas Galápagos. En el año 1964 esta especie fue catalogada como extinta por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). 

Expertos del Parque Nacional Galápagos certificaron que fue el primer ejemplar de Chelonoidis phantasticus que se encontró en la zona después de un siglo. Reapareció en la Isla Fernandina y despertó en las comunidades científicas gran motivación por conseguir nuevos ejemplares en otros sitios como las Islas Encantadas en Ecuador. 

Otro de los hechos curiosos que honran la naturaleza en el año 2020, fue el regreso desde Alemania de la piedra Kueka al pueblo indígena Pemón en Venezuela. Un caso curioso dado que la piedra formó parte del paseo del proyecto Global Stone en el Tiergarten, como atractivo turístico por la paz con piedras de distintos continentes. 

La piedra Kueka había sido reclamada por el pueblo Pemón desde 1998 y el 20 de enero del año 2020, lograron que su roca sagrada de jaspe que pesa 30 toneladas y simboliza la garantía del equilibrio y la armonía de la naturaleza, le fuese devuelta y enviada por barco.

La piedra es llamada por los indígenas como Abuela Kueka y es parte de la comunidad Pemón, pero le había sido sustraída en 1988, en contra de la regulación de Régimen de Administración del Parque Nacional Canaima en el Sur de Venezuela, para llevarla hasta el parque metropolitano Tiergarten en la ciudad de Berlín, como una obra plástica de Wolfgang von Schawarzenfelf.