Tortuga de orejas rojas

La tortuga de orejas rojas o por su nombre científico “Trachemys scripta elegans” provienen de Centroamérica, es comúnmente conocida como galápago de florida, su característica principal por la cual es fácil de reconocer son dos manchas rojas justo detrás de sus ojos en ambos lados, normalmente miden entre 12 y 20 cm, pero pueden llegar a medir hasta entre 30 y 40 cm.

Las tortugas de orejas rojas hembras normalmente suelen ser más grandes que el macho, y en general su caparazón es de un color verde vivido, con el paso del tiempo y al envejecer su tonalidad verdosa va pasando a marrón, sin embargo, esta característica no hace referencia a su género.

Para diferenciar el género de las tortugas de orejas rojas se deben visualizar las uñas la cola y el caparazón, la hembra posee uñas más pequeñas y un caparazón redondeado, por otro lado, el macho suele ser más alargado y con una cola más gruesa.

Esta especie puede vivir hasta 70 años, siendo una mascota para casi toda la vida, por lo tanto, hay que aprender a cuidar de ellas, normalmente cuando es joven suelen alimentarse de carne, pero al envejecer consume más cantidades de vegetales, además necesitan un acuario de gran tamaño y disponibilidad de un área para tomar el sol.

Importancia del agua en las tortugas de orejas rojas

Las tortugas de orejas rojas ameritan cuidados más allá de los convencionales, el agua se debe limpiar con frecuencia para evitar hongos y bacterias, además debe tener iluminación UVB además de tener buen sol por lo menos algunas horas al dia, siempre y cuando tengan donde resguardarse en caso de altas temperaturas.

La temperatura ideal del agua deberá estar entre 24 y 29 grados, para esto puedes ayudarte de equipos especiales como un calentador sumergible, todo esto ya que, si las condiciones en la temperatura del agua son muy bajas, el metabolismo de la tortuga se reducirá. También debemos evitar las corrientes de aires ya que la variación de temperatura puede causar alguna infección respiratoria.